6 datos que debes saber sobre el Registro Único de Proponentes

El Registro Único de Proponentes -RUP- es un registro de creación legal que el Estado delegó en las cámaras de comercio. Este registro permite centralizar la información de los proponentes y unificar las reglamentaciones relacionadas con el mismo. En este registro se adjunta información valiosa como la experiencia, capacidad jurídica, financiera y de organización del proponente que aspira a celebrar con el Estado. Diligenciarlo correctamente es clave para obtener un buen puntaje como proponente.

1. Pasos de inscripción

Primeramente hay que diligenciar el formulario del RUP a través de la página web de la Cámara de Comercio, en segundo lugar se lleva a cabo el proceso de adjunte de documentación que acredita la información suministrada en el formulario y finalmente la cancelación de los derechos conforme a las tarifas que establezca el Gobierno Nacional.

2. No todos tienen que presentar el RUP

Lo primero a tener en cuenta es que de acuerdo con la Ley 1150 de 2007 en la que se establecen las garantías en la contratación pública, es que no se requerirá este registro de calificación ni de clasificación para aquellas que sean de:

  • Contratación directa
  • Contratos para la prestación de servicios de salud
  • Contrato de mínima cuantía
  • Para enajenación de bienes del Estado
  • Los contratos de concesión de cualquier índole
  • Contratos que tengan por objeto la adquisición de productos de origen a destinación agropecuaria que se ofrezcan en bolsas de productos legalmente constituidos y contratos que tengan por objeto la adquisición de productos de origen a destinación agropecuaria que se ofrezcan en bolsas de productos legalmente constituidos
  • Contratos que tengan por objeto la adquisición de productos de origen a destinación agropecuaria que se ofrezcan en bolsas de productos legalmente constituidos

Ahora bien, fuera de estas excepciones todas las personas naturales y jurídicas o extranjeras domiciliadas en Colombia deben tener el RUP y para esto es necesario estar previamente registrado en la Cámara de Comercio y además encontrarse matriculado en el Registro Mercantil o inscrito en el Registro de Entidades sin Ánimo de Lucro.

Vale aclarar que si bien para el contrato de mínima cuantía no se requiere RUP, tanto para contratos por menor cuantía como para mayor cuantía sí es obligatorio este registro.

3. Tamaño de la empresa

Lo segundo a definir durante el registro que es realizado de manera virtual, es el tamaño de la empresa (micro, pequeña, mediana ) en que se encuentra contemplada en el Decreto 957 de 2019. Este dato debe estar completamente soportado y acreditado.

4. Capacidad financiera

Para la capacidad financiera se aplica según la Ley 1314 de 2009 “por medio de la cual se establece la convergencia de las normas de contabilidad, de información financiera y de aseguramiento de la información con estándares internacionales de aceptación mundial, es para todas las personas naturales o jurídicas, obligadas a llevar contabilidad”.

En este apartado financiero se incluye cosas como el índice de liquidez, endeudamiento y la razón de cobertura de interés, entre otras que puede consultar en las páginas de la Cámara de Comercio. Es importante que el proponente mantenga coherencia en estos datos tanto en los estados financieros, como en el formulario del RUP y el registro mercantil, por ejemplo el valor de la utilidad operacional debe ser igual. Estas cifras deben presentarse auditadas.

En el caso de las empresas recién constituidas deberán presentar su capacidad financiera y organizacional con aportes de estados trimestrales o balance de apertura .

5. Experiencia

En cuanto al diligenciamiento de la experiencia deben corresponder a contratos que ya se hayan ejecutado y no que estén en la actualidad en ejecución, identificando las clasificaciones afines al objeto contractual de acuerdo con el código estándar de bienes y servicios UNSPSC de las Naciones Unidas (ONU).

Te recomendamos analizar detenidamente el objeto de cada contrato con el fin de establecer la codificación más adecuada para que puedas identificar los códigos afines al objeto de cada uno de los contratos.

Esa experiencia debe estar certificada a través de un documento expedido por un tercero contratante público o privado que haya recibido los bienes obras o servicios y deben corresponder a contratos ejecutados. Dicha certificación debe tener el valor del contrato discriminado en SMMLV y los códigos de clasificación afines al objeto contractual.

6. Renovación de inscripción

Finalmente, como último dato, en el artículo 2.2.1.1.1.5.1. establecido en el Decreto 1082 de 2015 se establecen los períodos en el cual los proponentes que tengan su inscripción vigente tienen que presentar la renovación del registro, normalmente se realiza a más tardar hasta el quinto día hábil del mes de de cada año. De no renovarse, cesarán los efectos del RUP y no se expedirán los certificados.

Si no sabes cómo realizar una correcta inscripción en el Registro Único de Proponentes, nuestra firma jurídica y financiera VALIN & IVO PARTNERS te gestiona y registra para ayudarte a mejorar las condiciones para ganar licitaciones. Solicita el servicio aquí.

📌Síguenos en Twitter como @valin_ivo_vip, Facebook https://bit.ly/3oJ2sdJ e instagram https://bit.ly/3rfHjcO ¡No te pierdas de nuestros cursos!

Leave A Reply