Aspectos básicos de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS)

La Sociedad por Acciones Simplificada es regulada por la ley 1258 de 2008 de la legislación colombiana y se ha convertido en uno de los modelos de asociativos más utilizados en América Latina. Este tipo de sociedad se creó con el fin de estimular el emprendimiento, ofrecer flexibilidades en su funcionamiento y trámites para su constitución, beneficiando a las personas que quieran formalizar una empresa.

Formalizar un emprendimiento es SAS puede considerarse como una gran oportunidad para que las personas puedan constituir su empresa legalmente, limitando su responsabilidad al monto del capital con el cual se constituyó la compañía.

Las principales características que componen una SAS son: 

  • El costo de la constitución depende del capital suscrito y sus activos.
  • No necesitas un revisor fiscal o una junta directiva, lo que conlleva a un ahorro.
  • Puedes organizarla libremente.
  • Puedes emitir acciones privilegiadas, acciones con dividendo preferencial y sin derecho al voto, acciones con dividendo fijo anual y acciones de pago.
  • Su objeto social puede ser indeterminado, es decir, tienes la libertad de realizar cualquier actividad lícita.
  • Se constituye por medio de un documento privado.
  • Puede constituirse por una o varias personas naturales o jurídicas.
  • Su término de duración es indefinido. 

Lea también: Ley de Inversión Social en Colombia: Aspectos básicos

Constituirse en SAS lleva consigo grandes beneficios para las empresas, entre ellos: la simplificación de los trámites con bajos presupuestos, obtener mayor credibilidad, está en su decisión crear una junta directiva o no, la posibilidad de escoger las normas societarias más convenientes para su empresa, contar con el apoyo de fondos de capital de riesgo y capital semilla y diferir el pago de capital hasta por un plazo máximo de dos años sin que se exija un porcentaje inicial en específico.

Para poder constituirse en SAS se deben cumplir lo siguientes requisitos:

  1. Nombre, documento de identidad, domicilio de los accionistas (ciudad o municipio donde residen). Razón social, seguida de las palabras “sociedad por acciones simplificada”, o de las letras S.A.S.
  2. El domicilio de la sociedad y el de las distintas sucursales que se establezcan en el mismo acto de constitución.
  3. El término de duración, si éste no fuere indefinido.
  4. Especificación las actividades principales de la sociedad o expresar que la sociedad puede realizar cualquier tipo de actividad lícita.
  5. El capital autorizado, suscrito y pagado, la clase, número y valor nominal de las acciones representativas del capital y la forma y términos en que éstas deberán pagarse.
  6. La forma de administración y el nombre, documento de identidad y las facultades de sus administradores.

¡Es momento de crear tu SAS, y llevar tu negocio a otro nivel!

Leave A Reply