Emprender en tiempo de crisis

Emprender en tiempo de crisis

Durante los últimos años Colombia se ha convertido en un terreno fértil para las inversiones, lo que ha atraído a diferentes mentes emprendedoras a apostarle al mercado nacional desde las diferentes actividades económicas. Es cierto que las startups han sido empresas que han acelerado, como es su naturaleza, el auge de nuevos modelos de negocios y ha generado otras necesidades que se convierten en oportunidades.

Según el Centro de Innovación y Emprendimiento, INCUBA y el Grupo de Estudios en Administración del CESA (GEA), para el 2020, 16% de los sectores de emprendimiento como el agro, salud, retail, seguridad, alimentación, entre otros, manifestaron haber sentido un impacto positivo y que contrario a las predicciones, la coyuntura de la pandemia por covid-19 fue una oportunidad de crecimiento e identificación de ideas de negocio innovadoras ante una crisis mundial.

De acuerdo a lo anterior, el concepto de “crisis” ha estado presente en el mercado financiero durante contextos emergentes que ponen en riesgo el equilibrio del mismo, por lo que sortear la crisis es ya prácticamente un día a día, pues vivimos en el paradigma de la adaptación y por tanto, de supervivencia. Hay un decir muy reconocido en todas las áreas de la sociedad: “Toda crisis supone una oportunidad”. Si es verdad o no, dependerá de nosotros, pues aunque no hay una llave secreta para que nuestra idea de negocio sea un éxito, existen criterios para tener en cuenta cuando lo desconocido y la incertidumbre es mayor que la planificación y la seguridad.

¿Es tiempo para emprender?

Ten en cuenta que los límites los pones tú, los medios los trabajas y en los resultados hay que persistir. Si tu preocupación es la crisis, identifica si tu idea nace de la necesidad o de una oportunidad, ambas opciones pueden devenir de las nuevas coyunturas pero es clave saber diferenciarlos para clasificar mejor el terreno en que va a competir y posibilitar una planeación del negocio más asertiva.

En la actualidad en Colombia existen condiciones que favorecen el crecimiento de pequeños, medianos y grandes emprendimientos. Un ejemplo de ello son las nuevas políticas que se están implementando a partir de la aprobación de la Nueva Ley de Emprendimiento (Ley 2069 de 2020) en la que se reactivarán las actividades económicas e incentivará la generación de empleos por medio de la reducción de las cargas para emprendedores; ampliarán las oportunidades de acceso a mercados a través de las compras públicas, entre otros objetivos de la ley.

Además, de acuerdo con un estudio realizado por Ipso, Colombia ocupa el primer lugar en Latinoamérica como país con mayor espíritu emprendedor. “Luego de estandarizar los resultados de las mediciones, Colombia coronó la lista con un registro de 61% en el marco global de países donde hay mayor inclinación hacia el emprendimiento joven”, señaló el informe.

Finalmente añadir que los tiempos vertiginosos en los que nos encontramos han propiciado el fortalecimiento de las tecnologías y las herramientas de la industria 4.0 y que han jugado un papel preponderante en la superación de las condiciones actuales, por lo que es esencial tener en cuenta que de la mano de un emprendimiento naciente también debe estar la digitalización del mismo para lograr un mayor apalancamiento.

Leave A Reply