Importancia de formalizarse en SAS

La formalización en SAS es el tipo societario más utilizado en Colombia, gracias a la facilidad de registro y su reducción de costos en las empresas. En este blog te explicaremos que es la SAS, sus beneficios, los requisitos que se necesitan y los riesgos de no estar formalizado.

La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), es una sociedad de capitales, de naturaleza comercial, creada en la legislación colombiana por la ley 1258 de 2008, la cual permite la realización de cualquier actividad empresarial de micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. Puede constituirse mediante un contrato o acto unilateral que constará en documento privado y autenticado por quien o quienes realicen la suscripción.

Es importante para el crecimiento de tu empresa llegar a la formalización en SAS, ya que además de cumplir con los requisitos de ley, te permite tener visibilidad tanto en los mercados nacionales e internacionales como en el sistema financiero y te ofrece ventajas que ya poseen las sociedades anónimas, permitiendo diseñar mecanismos necesarios para el manejo y control de tus necesidades.

Según un estudio realizado por del Registro Único Empresarial y Social (Rues), entre enero y marzo de 2021 se crearon en Colombia 96.431 empresas, 9,3% más que en el primer periodo del 2020.

Lea también: Información básica que debes saber acerca de la firma electrónica.  

La formalización en SAS de tu empresa trae consigo beneficios como:

  • Recibir acompañamiento de la Cámara de Comercio para tu proceso de formalización
  • Tener la posibilidad de convertirse en contratista del estado
  • Acceder a mejores oportunidades de financiación
  • Ser beneficiario en programas de fortalecimiento empresarial
  • Descuentos en el IVA que su empresa facture.
  • Proteger tu patrimonio Familiar, ya no respondes como persona natural, sino como empresa, lo que permite establecer un límite de responsabilidad y por tanto tus propiedades están protegidas ante cualquier eventualidad.
  • Puede estar conformada por un único socio
  • El objeto social puede ser indeterminado siempre y cuando esté dentro de las actividades lícitas.
  • El pago de capital puede diferirse hasta por dos años.
  • No obliga al empresario a crear instancias como la junta directiva.

Tener a tu empresa en la informalidad tiene riesgos significativos, entre ellos están el que una empresa que ya este constituida formalmente puede utilizar tu nombre, no tienes permitido participar en contratos públicos, sanciones por parte de las entidades de inspección, vigilancia y control, no poder acceder a los beneficios que otorga el gobierno a los empresarios y gastos innecesarios que podrías evitar. A continuación, te mostraremos los requisitos básicos para formalizar tu empresa en SAS y empezar a tener crecimiento, credibilidad y visibilidad en tu empresa.

Para constituir tu empresa en SAS necesitas los siguientes requisitos:

  1. Debes tener por lo menos un miembro accionista.
  2. Necesitas un nombre de la sociedad el cual no este registrado en otras entidades.
  3. Debes tener claro cuales son las actividades a las que se dedicará tu compañía.
  4. Debes establecer el capital que aportará cada miembro.

Leave A Reply